EXPECTATIVAS DE CONSENSOS Y TRABAJO DE CONJUNTO: LA NUEVA ORIENTACIÓN DE TURISMO EN CHUBUT

en Chubut/Comarca Andina por

Tras el colapso que provocó la situación del Hantavirus que afecta a la cordillera, el flamante ministro, Enrique García, apuesta a trabajos de promoción de conjunto. La primera medida será la de crear “una agencia de promoción turística”.

El Hantavirus atentó contra todo, incluso en el orden público. La falta de rapidez, por parte de las autoridades turísticas, provocó que el jueves pasado se le pidiera la renuncia a Hernan Müller, quien estaba al frente de la cartera, para que ésta pase a manos de Enrique García, un hombre de larga experiencia en el sector y que además se desempeñaba como subsecretario de las Áreas Protegidas.

García apuesta a las estrategias de conjunto, “la participación en la promoción, tanto del sector estatal como desde el Estado”. El funcionario se refirió a las propuestas del presidente Macri, las que analiza como “paliativos”, a la vez que se destacó las medidas que se anunciarán desde la casa de Gobierno de Chubut, con las que el gobernador Arcioni buscará, por un lado, la asistencia inmediata a los sectores más perjudicados como Epuyen, El Hoyo, Lago Puelo, Esquel, Cholila, Trevelin y El Maitén y por el otro, generar un campaña promocional que recupere algo de la temporada en curso y que asegure las próximas, a fin de que el efecto Hantavirus no trascienda más que de los días presentes.

Por otra parte, García se refirió a la “campaña en contra”, si es que así se la puede considerar y a la forma en la que se trató la noticia en algunos medios nacionales que, según se entiende, afectó sobremanera al sector y a las comunidades de la región.

Según el funcionario la semana que viene estará en la zona y como medida primaria, anunció la creación de “una agencia de promoción turística” que estará regionalizada en tres sectores de la Provincia.

Sin dudas, tanto Chubut como la región, en la que se puede incluir a El Bolsón, requieren de estrategias de conjunto, adaptadas a las exigencias del momento y en las que se pueda proponer calidad, tanto en los servicios ofrecidos como en las formas de diseñar los planes y de comunicarlos.

El brote del Hanta, al parecer, puso en evidencia la falta de ese acuerdo colectivo y dio por resultado el colapso, frente a una situación que los propios profesionales de la salud indican como “habitual”, teniendo en cuenta que la región es la menos afectada por casos de Hantavirus en el país.

El reclamo, tanto a las autoridades provinciales como a las de la Nación, respecto de tratamiento que se le dio a la noticia, por parte de los prestadores, es genuino, aunque quizás, debiera verse como un daño colateral, propio de la ausencia de un plan de contingencia que, como cualquier otro, supone adelantarse a los acontecimientos para controlar la situación.

Sin embargo, uno de los hechos que siempre se analiza, también en la región, es la falta de inversiones de todo tipo (privada o pública), que puedan preparar a los destinos frente a las eventuales promociones, cualquiera sea su tipo. De algún modo lo alertó el presidente Macri días atrás (ver nota aparte), al indicar que si bien se harán inversiones en materia de conectividad y que el transporte aéreo está revolucionando la forma de viajar en el país, “no es menos cierto que los destinos deben estar preparados para recibir a los turistas” e indefectiblemente eso significa inversiones, tanto en infraestructura como en el orden particular.

Quizás, a pesar de las dificultades del momento, éste pueda convertirse en una especie de bisagra que pueda a la vez, abrir las puertas a la consolidación de planes objetivos en materia turística, siendo que se trata de uno de los mayores recursos de Chubut y el principal generador de divisas; fuentes de empleo y recursos dinamizantes de la economía en lo que respecta a la región.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*