LA FOTO QUE NO FUE CASUAL

en Comarca Andina/El Bolsón por

Como se sabe, lo gestual es parte fundamental de la política. Los símbolos y las imágenes no son casuales y si hay alguien que sabe de eso es Alberto Weretilneck.

De la visita que hicieron Lavagna y Pichetto a Bariloche el miércoles pasado y en la que el Gobernador hizo de anfitrión, surge la imagen del intendente de El Bolsón en la que, teniendo en cuenta que nada es casual en la política, se puede suponer que fue un escenario creado exprofeso por parte de quien demuestra en todo momento que nada está improvisado.

Como se sabe, Weretilneck no actúa por casualidad y cada uno de sus pasos tiene un objetivo que más tarde o más temprano logra conocer la luz.

La presencia de Bruno Pogliano en ese encuentro político que captó las miradas del país, podría tener dos interpretaciones, incluso, que exceden tanto a Roberto Lavagna como a Miguel Pichetto. Porque en rigor, no sería mucho lo que le aporta a Pogliano la foto con los dirigentes nacionales, en su contexto local, a tres días de haber sido reelecto como intendente y con un triunfo que alcanzó el 65%.

Eventualmente y de acuerdo a cómo se presente el panorama electoral para las próximas nacionales, esa cercanía podría dar una idea de posicionamiento para el que el propio Pogliano ya se había manifestado en varias oportunidades, haciendo referencia a sus orígenes en el Peronismo.

Sin embargo, la foto habla quizás, no precisamente de posiciones para con el entorno nacional sino de espacios en el contexto partidario provincial. Si hay algo que ha sabido expresar Weretilneck, es su acompañamiento a los dirigentes que supieron o saben leer su proyecto (al menos lo que deja leer). Algo así como decir: “Cuando Alberto banca… banca”. Y está claro que la foto de Pogliano, tiene en ese sentido un valor absoluto, en términos de ser reconocido por parte del Gobernador y uno relativo, si se piensa en quién no estuvo en esa fotografía.

Y el gran ausente de la imagen es el intendente de Bariloche, Gustavo Genusso, que por estas horas trabaja por su reelección, pese a que, al parecer, no cuenta del todo con el apoyo del máximo referente partidario, es decir: Weretilneck. Genusso es el intendente de la ciudad donde se realizó el encuentro, es ingeniero y es precandidato para la reelección de la Intendencia, pero Genusso no estuvo en la foto de la recorrida por la empresa INVAP. ¿Será una casualidad?

Las especulaciones sobre el rol del actual Gobernador en su futuro inmediato son diversas: hay quienes lo ubican con una súper cartera convirtiéndolo en un súper ministro, otros que lo imaginan dando la batalla por una banca en el Senado y otros, se aproximan a lo que él mismo ha manifestado desde el pasado 7 de abril algunas veces en forma explícita y otras entre líneas, al indicar que se dedicará al “fortalecimiento del partido”, acompañando a los “nuevos dirigentes”.

En ese escenario, sin lugar a dudas, Pogliano ocupa un lugar de privilegio que seguro sabrá aprovechar una vez que terminen los momentos electorales y comience a diseñarse el recorrido de la nueva gestión. Hasta el momento, el intendente de El Bolsón supo recoger el guante con la afinidad demostrada por Weretilneck y supo también “retrucar” con hechos concretos, tanto en la gestión como en los resultados electorales, cuestión que lo pone en la cresta de ese proyecto esbozado por el Gobernador, de “construir el mayor poder territorial” y es el propio Alberto Weretilneck el que se lo hace saber (invitándolo para la foto) y se lo hace saber también a los demás, para que no existan dudas.

Para ello es posible formular dos preguntas: la primera, si Pogliano seguirá honrando el espaldarazo que siempre le ha dado Weretilneck, para la que podríamos suponer una respuesta obvia. Y la segunda, cuál será el recorrido de Alberto Weretilneck hacia el 2023.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*