UN CAMBIO DE CARTA ORGÁNICA ¡POR FAVOR!

en Comarca Andina/El Bolsón por

El dinamismo de la política en El Bolsón, impone urgente una revisión de la Carta Orgánica. No sólo por el tiempo que lleva la norma vigente sino por la necesidad de incorporar cambios que parecen inevitables. Ya se expidieron los partidos, por ejemplo, en la necesidad de contar con un Código Electoral.

Una revisión exhaustiva y la incorporación de nuevos institutos al marco regulatorio, se reclaman a través de los que podría resultar en una Convención Constituyente para la reforma de la Carta Orgánica.

La norma vigente data del 2006, aunque algunas de sus cláusulas complementarias y transitorias que tenían plazo de vencimiento, todavía no se han cumplido.

Un Código Electoral, por ejemplo; un ámbito destinado a la vivienda como un Instituto Municipal; acuerdos estratégicos con respecto a los consejos consultivos; la conformación del Deliberante; son algunos de los temas que podrían ser motivo de una convocatoria, bajo la suposición de que podría ser de interés para el proyecto de Pogliano, habida cuenta del resultado abultado que obtuvo en las últimas elecciones.

Incluso, existen algunas tensiones respecto de la aplicabilidad de los institutos participativo que, en algunos casos, parecen haber sido incorporados más “para el escaparate” o como se dice “pour la galerie” que por la efectiva intención de mejorar las condiciones democráticas.

Una cuestión que no se debe perder de vista es la que señala que los resultados electorales acarrean el impulso, casi natural, de ir por más. En ese sentido, podría entenderse que en el plan de gobierno de Bruno Pogliano, tanto por lo que hizo hasta el momento como por lo prometido, tras el resultado obtenido y bajo el aprovechamiento de ese viento a favor, una reforma de la Carta Orgánica entraría en esos planes quizás, en forma obligada.

En todo caso habrá que pensar en el momento propicio para que esa puesta en escena (que resulta ser una elección), sostenga los números del pasado 5 de mayo y no amenace la gobernabilidad en curso, si es que hubiera un resultado adverso para el oficialismo. Todo indica que podría llamarse a la Convención para el 2021.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*