EL BOLSÓN: “LA JUSTICIA SIGUE ESTANDO LEJOS”

en Comarca Andina/El Bolsón por

La madre de un joven asesinado en el 2017 se cruza a diario en la calle con los responsables del crimen, pese a que están condenados. Un hecho que preocupa a toda la comunidad.

Parece un cuento de terror pero no lo es. Sandra Oyarzo pide Justicia en medio de un hecho difícil de digerir cuando todo lo que se dice, termina siendo contrario a lo que realmente sucede.

El 7 de junio del 2017, el joven Mauricio Burgos fue brutalmente asesinado por Karim Habib Sahid y Brahian Adahir, ambos de apellido Millao. Los dos, fueron considerados “culpables” y declarados de ese modo por el Tribunal integrado por los jueces Héctor Leguizamón Pondal, Romina Martini y Ricardo Calcagno, de San Carlos de Bariloche.

Sin embargo, luego de ese primer fallo que se dio a conocer a fines del 2018, a la fecha y pese a que El tribunal de Impugnación presidido por los jueces Carlos Mussi, Miguel Angel Cardella y Rita Custet ratificara la condena el pasado 13 de mayo, ante el pedido de la defensa de “impugnar” el fallo inicial por supuesta “arbitrariedad”, hecho que fue descartado en esa segunda instancia, los responsables continúan en libertad.

Los hermanos condenados a 12 años de prisión, continúan en libertad, gracias a un vacío que se presenta en el nuevo Código Procesal Penal de la provincia de Río Negro y quizás por la “negligencia de los administradores de Justicia”, según se indica desde el Grupo Justicia Comarca, integrado por familiares de víctimas de hechos de violencia.

La semana pasada, los familiares realizaron una radio abierta frente a la Fiscalía de El Bolsón, donde se reclamó la atención de estos temas y otros, como el de una causa que se tramita por homicidio, donde los familiares debieron viajar en el mismo micro, junto a la persona señalada como responsable del crimen para participar de una audiencia en Bariloche. Luis Albornoz, uno de los organizadores del evento y del grupo Justicia Comarca, indicó que eso sucede por dos razones: “porque no hay cuidado y aparentemente interés por las personas” y porque los juicios se hacen a 130 kilómetros de El Bolsón”.

No obstante, parece que no es la primera vez en la que desde el Poder Judicial, no se tiene cuidado con un hecho tan sensible como el de resguardar tanto a los familiares de la víctima como al presunto victimario. “El más insignificante de los criterios buscaría una solución para que ambos no deban viajar juntos, cuando por otra parte, se invierte mucho dinero en capacitaciones y cursos sobre el acercamiento de la Justicia a los ciudadanos, pero está claro y a las pruebas me remito que aquí, de cercanía no tenemos nada y los ciudadanos de El Bolsón, no queremos ser más ciudadanos de segunda para la Justicia”, indicó Albornoz.

Hechos de esas características parecen sobrar, frente a un sistema que si bien expresa los esfuerzos por mejorar el Servicio de Justicia, todavía, al parecer, no ha llegado con sus prestaciones a El Bolsón, una localidad que ha crecido enormemente y con demandas de todo tipo, donde muchas de ellas se dirimen en la Justicia.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*